Maizena®

Nosotros también somos de hierro

Uno de los minerales más abundantes del planeta, el hierro, es también uno de los nutrimentos cuyo consumo aún no es adecuado para gran parte de la población de nuestro país. 

La carencia de hierro provoca uno de los tipos más comunes de anemia, cuyos síntomas incluyen palidez, cansancio, falta de memoria, mareos, debilidad, dolores musculares, somnolencia, falta de aire y taquicardia. Las consecuencias de la deficiencia de hierro en la infancia son severas ya que pueden llegar a afectar tanto el desarrollo físico como el mental de los pequeños.  Afortunadamente es posible consumir ese nutrimento por medio de la alimentación: carnes rojas, hígado, carne oscura de las aves, pescados como el salmón, atún, las leguminosas como frijoles o lentejas, yema de huevo, granos enteros, frutas deshidratas y cereales fortificados con hierro  son buenas fuentes de ese mineral.

Y el detalle que no sabías: los sobres de Maizena® saborizada aportan el 15% de las necesidades diarias de hierro en tan sólo una porción! Ve aquí nuestras recetas con los distintos sabores de Maizena® y complementa tu alimentación con opciones deliciosas que contribuirán al consumo del hierro que requieres diariamente.

TOP