El Desayuno Perfecto

Para comenzar el día con energía, nada mejor que un desayuno completo, variado y equilibrado.
Este hábito saludable trae muchos beneficios para los niños: además de ayudarlos a tener mejor desempeño en sus actividades, también estimula su metabolismo.

Mucha gente cree que es complicado elegir los alimentos con los nutrimentos apropiados para el desayuno de los niños, pero la tarea es mucho más fácil de lo que parece: basta combinar frutas, alguna fuente de proteína como huevo o queso y una fuente de hidratos de carbono.

Para las frutas, basta picar una porción de manzana, melón, papaya, mango o la fruta más les guste a tus hijos. Como plato fuerte puedes preparar: un huevo estrellado o revuelto a la mexicana e con frijolitos, o una salchicha de pavo asada, entre otros. Es fácil, ¿ no? Y si lo acompañas con un delicioso atole Maizena® para complementar el desayuno y darle un delicioso sabor, los pequeños tendrán energía para iniciar su día.

TOP